domingo, 24 de junio de 2012

Dormir con la Cola Roja

Uno de los placeres mas grandes que tiene el Spanking es irse a la cama con la cola roja. Haber terminado el dia, y recibir una buena paliza justo en el momento que necesito bajar las revoluciones y tranquilizar la mente para poder descansar, no tiene comparación con nada.

Tengo memoria de algunas ocasiones donde lo he vivido y es un momento increíble. Estar duchada, en pijamas, pero aun con el stress del dia laboral, sentirse cansada y malhumorada, haciendo cuentas en la mente de las actividades del día siguiente y que mi Spanker me tome del brazo, me de vuelta en la cama, me baje el pijama y la bombacha y me de unos buenos azotes, para luego llevarme a sus rodillas sin explicaciones y me de una merecida paliza, es una situación que deseo recurrentemente.

Sentir que me ha tomado desprevenida, que no tengo tanto animo para luchar como cuando un castigo es anunciado, y ese sentimiento propio de saber que es simplemente lo que necesito.

La situación es muy diferente a los castigos usuales. No hay retos, sino recordatorios de que hay asuntos que deben tomarse con calma, que las tensiones laborales son normales.
No hay penitencia, no hay implementos. Solo nosotros a punto de irnos a la cama, y yo en sus rodillas liberandome de todas mis responsabilidades.
No tener el control, no decidir, la demostración de cariño y preocupación materializada en una paliza intensa pero con otros matices.
Y sentir que aflojo mi cuerpo y solo pienso en lo que esta pasando, lo siento y lo disfruto.
Se que lo necesito. Y quedare totalmente rendida cuando termines.

Me pasas crema en la cola que me arde, y con eso termino de deshacerme de cualquier preocupación. Para luego ir a mi lado de la cama, acomodarme en la almohada y casi entre dormida decirte... "que duermas lindo..." Esperar que me abraces para dormir y tener la certeza que  mañana sera un día de lo mejor. :)

3 comentarios:

marita correa dijo...

Desde luego que es la mejor manera de irse a dormir. Preciosa descripción de ese momento!

Spank Santiago dijo...

Que buena descripción de ese momento y que ganas de probar el sonido de esas nalgas al contacto con la mano.

Anónimo dijo...

Me gusta tu blog. Te dejo un saludo y te invito a pasar por el mío.

http://nikzulaspankingart.wordpress.com/